Páginas vistas en total

viernes, 18 de abril de 2008

Un paseo marítimo de Ribadeo invade una zona protegida

Las obras del proyecto de recuperación del borde litoral de las playas de Rocas Blancas y Cabalar, en Ribadeo, ya iniciadas, invaden un yacimiento arqueológico catalogado -reconocido por la Xunta en su inventario como Torre Vella-, sin que previamente se solicitase autorización a Patrimonio. Precisamente ayer la Consellería de Cultura recibió una denuncia al respecto de un particular y, acto seguido, remitió un escrito al Concello de Ribadeo solicitándole que de forma urgente le envíe toda la documentación que tiene al respecto, para decidir qué medidas adoptar.
Como consecuencia de las obras se demolió la antigua caseta de carabineros de Illa Pancha y se removió el terreno en la inmediaciones de la playa de Rocas Blancas. Esta caseta se encuentra ubicada sobre la Torre Vella, un yacimiento arqueológico catalogado. Era el antiguo faro de Ribadeo, y data del siglo XVI, aunque hasta el siglo XVIII no hay testimonios documentales. Así, se sabe que en 1725 parte del edificio estaba derrumbado, y que en 1745 se ordenó su reconstrucción. Al parecer, se trataba de un faro y de garitas, que tenía cañones para defender la entrada de la ría. En 1813 ya estaba totalmente derruido y en 1885 se inició la construcción del faro de Isla Pancha.
En un yacimiento catalogado, como es el caso, no se pueden hacer obras a menos de 200 metros sin permiso de Patrimonio. Además, lo habitual es que se encargue a un arqueólogo que las supervise
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/hemeroteca/2001/06/28/636746.shtml